HORARIO DE HOY
9:00 am a 9:00 pm

REDUCCIÓN, REUSO Y RECICLAJE: UNA ECUACIÓN SENCILLA

 

Por: Brenda Reyes Tomassini, Especialista en Asuntos Públicos y Relaciones con la Comunidad, EPA

Uno de los mayores retos ambientales que enfrenta Puerto Rico es el problema de manejo y disposición de desperdicios sólidos.  Actualmente, nuestra isla cuenta con solo 29 de vertederos. Por eso, se hace imperante la necesidad de adoptar estrategias de reducción, reuso y reciclaje en nuestros hogares.

La mayoría de la basura que reciben nuestros vertederos pudiese ser reciclada o compostada. Es por esto que el consumidor juega un rol muy importante en las medidas para reducir la generación de desperdicios sólidos. Con simplemente hacer unos ajustes y cambios en nuestros patrones de consumo, estamos contribuyendo a la solución del problema.

¿Cómo lo hacemos?

He aquí unas ideas prácticas y sencillas para ser más eficientes en nuestro hogar y oficina:

  • Verifique el programa de reciclaje y manejo de desperdicios sólidos de su municipio. Solicite una hoja informativa con la descripción y codificaciones del material que reciben para reciclar.
  • Reduzca en la fuente de origen. Compre en envases grandes y preferiblemente, en material reciclable. Esto reduce el empaque innecesario. Ver la codificación que tienen los productos que utilizamos con mayor frecuencia y de estos no ser reciclables, cambiarlo por uno de menor empaque o reciclable.
  • No bote las sobras de comida como borra de café y peladuras de vianda. Puede hacer composta con ellas. Son un excelente acondicionador para el terreno y abono natural.
  • Compre de manera inteligente. Procure ropa, zapatos y productos duraderos y/o aquellos confeccionados con material reciclado al igual que aquellos que tienen empaque excesivo.
  • Utilice baterías recargables. Las baterías desechables están compuestas de químicos y materiales que tardan mucho tiempo en degradarse en un vertedero, además de contaminar el terreno sobre el que son dispuestas.
  • Done la ropa, juegos y los artículos electrónicos que ya no utiliza a una entidad sin fines de lucro que pueda sacarle provecho.
  • Utilice botellas de agua reusables.
  • Ajuste su impresora para que imprima por ambos lados del papel.
  • Pague sus cuentas vía electrónica y solicite el estado de cuenta por correo electrónico.
  • No utilice cubiertos y vajillas desechables. Prefiera aquellos que se compostan.
  • Prefiera las ediciones electrónicas de libros y revistas.
  • Comience un programa de reciclaje en las escuela, iglesia y/o comunidad.